Stills
2003 – 2006

view slideshow »

Siento que estas naturalezas muertas son autorretratos. Cuencos o tazas abatidos y solitarios; bien revestidos tras una dura jornada de trabajo, flotan en espacios lácteos y ambiguos. En ocasiones, los cuencos y las tazas se abrazan, en parejas o en grupos, junto con un pincel o un trapo; en otras se apartan, como preparándose para un combate. Manchas, embarraduras, gotas, pincelazos y vertidos de pintura cubren todos los cuadros; pero estas marcas también existen en un mundo exterior a estas pinturas, como detalles en sus series precedentes. Las obras en, o con, alfombra de Pintores trabajando y Modelos cuelgan de la pared y se extienden hacia el espacio desde el cual nosotros, los espectadores, contemplamos los cuadros. ¿Son las marcas en estas naturalezas muertas representaciones elegiacas de las marcas previamente in – corporadas en las obras que estas últimas muestran? O ¿sólo aluden a sí mismas en tanto restos del trabajo de representación? En realidad la cuestión no es relevante, pues en estas obras, lo real, su representación, y los residuos de todo ello son tan cercanos que casi pueden tocarse. En dos de las once pinturas hay formulismos de despedida: “Very truly yours” o “Yours, Love”. El artista se diri ge a nosotros de manera culta, pero lo que extraemos de los mensajes epistolares es el momento en que nos dice adiós. Se trata, sin duda, de una astuta referencia a la trillada propuesta de que el autor ha de estar muerto (o muriendo), pero además alude a la perpetuidad, pues en lugar de la firma del artista queda pintado un insólito firmamento —un egocéntrico aunque sutil intento de alcanzar la inmortalidad.
—Gary Kornblau,
Los Ángeles, 2008

Por un lado, Stills surge de mi predilección por pintar lo que ya existe pintado, como fueron mis paisajes y retratos de payasos y geishas. Por otro lado, Stills extiende mis investigaciones de los límites que separan el espacio real del espacio pictórico. Mi interés no es el que llevó a Rauschenberg a puentear “el vacío entre el arte y la vida”. Mi estrategia es transferir al terreno de la imagen las extensiones de alfombra que utilicé anteriormente como marcos de referen – cia que establecen y guían la transición del espacio actual al virtual. Mis manchados y suaves “marcos” se transfieren al plano pictórico para convertirse en naturalezas muertas inspiradas en Morandi. La pintura representa pintura, y articula el espacio a través de huellas, manchas, derrames y gotas.
—Yishai Jusidman